¿Qué son los cajeros automáticos?

Son cabinas a un lado o dentro de los bancos, supermercados, plazas comerciales, gasolineras y otros puntos estratégicos en todo el mundo, que hospedan maquinas conectadas a una institución financiera y están programadas para dar ciertos servicios financieros. Es uno de los inventos que causo mayor impacto en el siglo XX.

En el año de 1973, en Estados Unidos se concedió la patente  y fue instalado el primer cajero automático en el Chemical Bank de la ciudad de Nueva York. En el mismo año llego a México para quedarse: en 1994 existían seis mil, para el año 2000 eran más de 15 mil y actualmente operan cerca de 24 mil en todo el país.

Seguramente ha visto en algún lugar de estas maquinas las letras ATM, corresponden a las siglas en ingles de Automatic Teller Machine, cuya traducción seria: maquina de cajero automático, porque es son, aparatos en los que se pueden realizar diversas operaciones, ahorrándose acudir al banco.

Aunque la tecnología de los cajeros de México está rezagada respecto a las de otras ATM en el mundo, en este país ofrecen los siguientes servicios básicos: retiro de efectivo, consulta de saldo y de movimientos , compra de tiempo aire para celulares y cambio de Número de Identificación Personal (NIP). Este servicio funciona las 24 horas de los 365 días del año.

RED es otra palabra que se ubica en muchos cajeros, indica que se trata de un cajero automático conectado a gran diversidad de bancos, mismos que conforman la red, idependientemente del banco donde el usuario tenga su cuenta. Gran parte de los bancos en Republica Mexicana están afiliados a este sistema, se extiende a nivel internacional.

Para usar un cajero debe insertar o deslizar su tarjeta  de crédito o debito, teclear el NIP y seguir las instrucciones que aparecen en la pantalla para realizar la operación deseada.

Como todo servicio, el uso de cajeros tiene un costo. Es decir, por cada operación que se realiza, el banco cobra una comisión , por ejemplo, si desea retirar dinero o consultar su saldo, el banco cobra por ello.

Si las operaciones son realizadas en los cajeros donde se contrato su cuenta, se paga una comisión menor, o bien, el banco proporciona cierto número de operaciones gratis al mes. En caso de que utilice un cajero de RED  que no es propiedad del banco donde abrió la cuenta, entonces se cobra una comisión más alta que si acudiera a un cajero propiedad de su banco aunque se encuentre en este sistema.

RECOMENDACIONES

·        Procure utilizar lo cajeros que se encuentran en sitios transitados, si debe realizar operación en horarios nocturnos vaya en compañía de una persona de confianza, prefiera los lugares iluminados y evite callejones o áreas escondidas.

·        Anote en su agenda el teléfono que viene en reverso de su tarjeta y notifique al banco en caso de que se presente algún problema.

·        Si detecta alguna anomalía o mecanismo poco común en el cajero, no lo utilice.

·        Memorice su NIP. Si lo olvida no lo teclee ,as de dos veces, ya que el cajero automático puede retener su tarjeta.

·        Planifique sus consultas y retiros para que no pague comisiones innecesarias, recuerde que por cada operación se le cobra una comisión.

·        Consulte las comisiones por operación en las páginas web de cada banco, en las sucursales bancarias o en la página electrónica de la Condusef.

·        Guarde los recibos de sus operaciones realizadas- es donde se registra la feche, hora, numero de cajero, monto y operación-, así podrá aclarar problemas futuros y posibles fraudes. Nunca deje esos papelitos en el cajero, el mal uso de la información que contienen puede representar un riesgo para usted.

Programación

Martes: 6 - 7 PM

Sabados: 5 -6 PM

Domingos: 5 - 6  PM

Sigenos